¿Qué Cuidados necesitan los Implantes Dentales?

¿Qué Cuidados necesitan los Implantes Dentales?

Los implantes dentales se utilizan para sustituir de manera definitiva la pérdida parcial o total de una o varias piezas dentales. Se trata de pequeñas fijaciones de titanio que se colocan en el interior del maxilar o de la mandíbula del paciente, y está destinado a sustituir la raíz del diente.

Estos implantes dentales estarían fabricado con materiales biocompatibles que no producen reacción de rechazo y permiten su perfecta unión al hueso. El éxito prolongado de su colocación dependerá en gran medida de los cuidados que se lleven a cabo, como veremos a continuación.

Cada año se realizan en España entre 400.000 y 500.000 tratamientos de implantología dental, según datos de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA). Y es que la implantología ha evolucionado de forma excepcional en los últimos años. Actualmente, el uso de técnicas y materiales innovadores permiten que el éxito de colocación de los implantes dentales se mantengan perfectamente durante muchos años, aunque no debemos olvidar que para prevenir posibles patologías, los implantes dentales necesitan una serie de cuidados e higiene oral especiales.

Una de las patologías que puede surgir es la periimplantitis, o inflamación de los tejidos que rodean al implante, llegando, en el peor de los casos, a una pérdida del hueso que sujeta el implante, con la consiguiente pérdida del mismo a corto plazo. Para prevenir su aparición, será necesaria una exhaustiva limpieza del implante dental para evitar la formación de placa dental. Además, existen otros factores que pueden empeorarla, como el consumo de tabaco o un historial previo de periodontitis.

Los cuidados e higiene especial de los implantes dentales, comienzan en la primera fase del tratamiento de implantología, es decir, justo tras la cirugía de colocación del implante. Tras el postoperatorio, será muy importante que el paciente realice enjuagues con clorhexidina para eliminar posibles bacterias durante los primeros días.

Pasados unos 7 a 15 días, los pacientes podrán reanudar sus medidas de higiene y cepillado dental habituales, durante los tres o cuatro meses que dura la fase de oseointegración (unión estable entre el hueso y el implante). Cabe destacar que, en algunos casos, el mismo día de la cirugía se puede colocar una prótesis provisional, para mantener la estética dental.

Materiales empleados para el cuidado de los Implantes Dentales

A partir de la segunda fase del tratamiento de implantología; la fase protésica, se introducen las siguientes técnicas y materiales en el cepillado:

  • Cepillado convencional: Se recomienda el uso de cepillos con cabezales más pequeños y mangos angulados y estrechos que permitan acceder mejor a aquellas zonas más inaccesibles o complicadas en los alrededores de la zona del implante dental. También son recomendables los cepillos con una o dos filas de cerdas sintéticas suaves para limpiar bolsas periodontales profundas. El cepillado debe realizarse como mínimo cada 12 horas, haciendo especial hincapié en la zona de la prótesis donde se une con la encía.
  • Higiene con cepillo interproximal: Este tipo de cepillos son perfectos para la base de la prótesis y los espacios interproximales (entre los dientes). Los hay con cabezales cilíndricos, para la zona anterior, y cónicos, más adecuados para la limpieza interdental de molares y premolares. Cuando estos espacios no sean lo suficientemente anchos, se recomienda el uso del hilo o seda dental.
  • Irrigador oral: Otro gran aliado para el cuidado y conservación de los implantes dentales son los irrigadores dentales. Se trata de unos aparatos de higiene muy específicos que actúan aplicando un chorro de agua a presión. Los irrigadores orales ayudan a eliminar los restos de comida que se alojan en la base del implante y reducen la placa dental sin dañar la encía.

Por último, y lo más importante para el cuidado de los implantes dentales, resulta imprescindible realizar las visitas periódicas recomendadas en cada caso por el dentista, para que éste revise si se están realizando correctamente las medidas de higiene, para controlar el buen estado del hueso alrededor de los implantes, y en algunos casos, para realizar una limpieza más profunda de la prótesis sobre los implantes.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+