¿Qué es el Apiñamiento Dental?

¿Qué es el Apiñamiento Dental?

El apiñamiento dental es un problema de posicionamiento y alineación de los dientes cuando no hay suficiente espacio en la encía para albergar todas las piezas dentales. A consecuencia de ello, los dientes se aprecian montados, mal alineados o amontonados entre sí. El apiñamiento dental es una de las causas más frecuentes en la que se centran muchos tratamientos de ortodoncia, no solo por las consecuencias estéticas que supone para la sonrisa, sino que también es un problema que afecta a la salud bucodental.

¿Por qué se produce el apiñamiento dental?

El apiñamiento dental puede venir motivado por diversas causas. Entre ellos, podemos distinguir tres principales factores:

  • Genéticos: generalmente si algún familiar padece este problema, hay predisposición a que nosotros también acabemos teniendo apiñamiento dental.
  • Pérdida temprana de los dientes de leche: si los dientes de leche se caen de forma prematura puede influir en la colocación de la dentición definitiva.
  • Hábitos como el uso prolongado del chupete: actos como éste o chuparse el dedo durante la infancia, pueden influir en la aparición del apiñamiento dental con el paso de los años, por eso es muy importante llevar a nuestros hijos al dentista desde tempranas edades.
  • Otra de las causas del apiñamiento dental, aparece en personas que han sido tratadas de ortodoncia, y que no han realizado el correcto mantenimiento posterior, puesto algunas piezas dentales tienden a volver a su posición natural anterior. Por eso es tan importante el uso de los retenedores, después de un tratamiento de ortodoncia.
  • Las muelas de juicio son también otra de las causas que pueden producir apiñamiento dental, ya que erupcionan cuando la práctica totalidad de la dentadura está formada, y si en la encía no hay espacio para las muelas de juicio, estas pueden empujar algunas piezas dentales o simplemente erupcionar en una posición inadecuada.

Consecuencias del apiñamiento dental

El apiñamiento dental causa problemas de higiene dental, ya que quedan zonas de difícil acceso para un cepillo de dientes u otros, lo cual provoca que la placa dental se acumule y se produzcan inflamaciones de encía o problemas periodontales.

También se producen problemas de oclusión, puesto que al no tener una alineación y posición correcta, las cargas en la masticación y tensión en la mandíbula, no se reparten entre los dientes contiguos de la misma forma o con la misma intensidad, dando lugar a desplazamientos dentales u otros problemas más graves. Todo ello, puede llegar a afectar a la mandíbula y todo el conjunto óseo de nuestra boca, ya que al no haber un correcto encaje al cerrar la boca, y se ejercen presiones que afectan a la tensión de la mandíbula, pueden llegar a provocar dolor y malestar a la larga.

Soluciones para el apiñamiento dental

Existen diversas soluciones para tratar el apiñamiento dental, todo dependerá de cada caso concreto, y las recomendaciones que el odontólogo prescriba para cada situación, tras un estudio minucioso de cada caso.

Por lo general, la mayoría de los casos de apiñamiento dental se solucionan mediante un tratamiento de ortodoncia, que ayude a recolocar los dientes en su sitio de una forma estéticamente correcta y bucalmente saludable.

Desde Clínica Dental Verónica Gil, contamos con un equipo especializado en todo tipo de tratamientos dentales, contamos con los medios necesarios para estudiar de forma personalizada cada caso y ofrecer la solución más acertada a problemas como el apiñamiento dental ¡Atrévete a sonreír con nosotros!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+