Cómo Prevenir la Caries Infantil

Cómo Prevenir la Caries Infantil

La caries dental es una de las enfermedades bucodentales más frecuentes, y se trata de uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial. La caries es una patología que con más frecuencia sufre el diente, se considera una de las principales causas de consulta odontológica de todas las edades, aunque es una de las enfermedades crónicas más frecuentes entre el público infantil, con un alto índice de prevalencia entre los niños de edad preescolar en España.

La caries es una enfermedad que viene provocada en la mayoría de la los casos por un gran desconocimiento sobre su prevención, ya que podría evitarse de forma fácil siguiendo unas sencillas medidas de higiene diaria y llevando una dieta sana y equilibrada, reduciendo en la medida de lo posible, el consumo de ciertos alimentos.

A continuación, vamos a profundizar en el tema de la caries infantil, cómo tratarla y prevenirla de forma correcta, para evitar su aparición.

¿Qué son las caries y por qué aparecen?

La caries es resultado de un proceso infeccioso por el que las bacterias que se encuentran en la boca van erosionando el esmalte dental, y provocan la destrucción del tejido dentario.

Si no se trata en su fase más temprana, la placa bacteriana irá penetrando a través del esmalte erosionado, llegando a dañar la pulpa, que se encuentra en el interior del diente.

En la fase inicial de la caries, las personas no suelen detectarla, ya que no suele ser un proceso que produzca dolor, a no ser que la caries dañe el nervio o provoque la fractura de la pieza dental.

En los casos de caries más graves, ésta se vuelve muy profunda y suele requerir un tratamiento de endodoncia  o pulpectomía en caso de los dientes de leche.

En cuanto a las causas que provocan la caries infantil, existen varios factores que influyen en su aparición, aunque los más habituales suelen estar relacionados con la higiene bucodental y la alimentación.

No llevar a cabo una rutina de higiene y limpieza bucodental adecuada favorecerá la acumulación de placa bacteriana en los dientes. Además, llevar una dieta con un alto contenido en azúcar propicia igualmente la aparición de caries en la boca.

En el caso de los niños, estos factores se hacen especialmente latentes, pues debido a su corta edad, no son capaces aún de ser responsables de su higiene dental y, además, son más propensos a mantener una dieta elevada en alimentos azucarados.

Manteniendo unos correctos hábitos de higiene dental desde una edad temprana podremos prevenir la aparición de las caries y favorecer una buena salud dental en el futuro.

¿A partir de qué edad pueden aparecer las caries?

La caries es un problema que puede afectar a personas de cualquier edad. Con esto queremos decir, que desde el momento en el que erupcionan los dientes a un bebé, ya es susceptible de padecerla.

De hecho, en bebés es muy frecuente la aparición de las denominadas caries rampante, o caries de biberón o del lactante. Este tipo de caries a edades tan tempranas, suele aparecer en los dientes temporales en niños que tienen entre 6 meses y 5 años.

La caries infantil suele producirse cuando las piezas dentales entran en contacto con líquidos con un alto contenido en azúcares: leche, zumos de frutas, jarabes… También son habituales en niños que ya llevan una dieta sólida y han finalizado el proceso de erupción dental, aunque sigan teniendo una dentición mixta.

Por ello, es muy importante concienciar a la población de educar a los niños desde edades tempranas para llevar a cabo hábitos de higiene bucodental adecuados.

Otra medida para controlar la existencia de caries infantil es realizar visitas periódicas al odontólogo, no solo para los niños con dientes definitivos, si no también en niños con dientes de leche.

Y es que en los casos más graves en los que no se detecta a tiempo la caries o no se ha aplicado un tratamiento adecuado, podría ser necesaria la extracción de un diente de leche. En estos casos, la erupción de los dientes permanentes puede verse afectada por la extracción de los dientes de leche a causa de las caries, produciéndose en un futuro malposiciones en el crecimiento de los dientes.

Consejos para prevenir la caries infantil

Los hábitos de higiene bucodental comienzan incluso antes de la erupción de los primeros dientes, ya desde bebés. Es necesario eliminar los restos de leche y bacterias que se acumulan en la boca y encías del bebé, limpiándole con una gasa mojada en agua.

Cuando la dentición comienza a avanzar, será necesario comenzar a utilizar unos cepillos de dientes específicos para bebés, lavando los dientes después de cada comida, o al menos, dos veces al días con productos especiales para la edad del bebé, y con un contenido de flúor adecuado a su edad.

Además de inculcar unos buenos hábitos de higiene bucodental para prevenir la aparición de la caries infantil, también es necesario introducir unos hábitos alimenticios adecuados en su dieta:

  • Reducir en la medida de lo posible, el consumo de alimentos o bebidas ricas en azúcares añadidos.
  • Eliminar o al menos reducir, la presencia de chupetes en la boca, y no prolongar su uso más allá de los dos años de edad. Y sobre todo, evitar mojar el chupete en alimentos dulces o con mucho contenido en azúcar.
  • Intentar cambiar el biberón por un vaso lo antes posible y evitar en todo momento que el niño se quede dormido con el mismo en la boca.
  • Colocar selladores de fosas y fisuras en los dientes: utilizados para tapar las zonas retentivas de bacterias en los dientes posteriores, con el objetivo de prevenir la caries infantil.
  • Acudir al dentista al menos una vez al año.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+